Recomendaciones para las vacaciones de verano

Los niños después del curso escolar, necesitan y se merecen descansar, divertirse y sobre todo jugar. Pero no olvidemos todo el esfuerzo que les ha costado aprender y coger hábitos de estudio durante el resto del año.

Al final del curso escolar deberían haber alcanzado un nivel de aprendizaje muy alto, pero si durante tres meses de vacaciones no vuelven a “tocar” un libro corren el riesgo de olvidar parte de lo aprendido y, sobre todo, perder el hábito de trabajo.

Para evitarlo y, siempre con carácter voluntario, les daremos facilidades como por ejemplo proporcionar material de trabajo a lo largo de todo el verano o ir a una academia de refuerzo escolar en la que refuercen contenidos. De esta forma tendrán tareas a diario.

recomendaciones para las vacaciones

A la hora de realizar las tareas hay que tener en cuenta una serie de indicaciones:

  • Lugar: Que reúna unas condiciones y mobiliario adecuado para el estudio.
  • Tiempo: Trabajar en algo todos los días, respetando el tiempo de trabajo.
  • Ayuda: Que el trabajo sea guiado. Es conveniente que los padres estén con los niños para ayudarles a comprender las tareas, las faltas de ortografía, palabras nuevas que aparecen y no saben su significado… Si esto no fuera posible lo ideal es que tengan un tutor al que puedan recurrir.
  • Material: Hay que procurar que los niños tengan variedad de materiales.
  • Calidad: Hay que exigirles la limpieza y la estética en las tareas: Deben entender bien la tarea que van a realizar antes de enfrentarse a ella.

Por otro lado hay que recordar la importancia de la lectura diaria, cuidando la comprensión de lo que leen y, cada vez más, la fluidez.

Tras estas recomendaciones solo nos queda desear que pasen un… ¡Feliz Verano!

Los comentarios están cerrados.